Javier Dehesa

Fisioterapeuta

Desde mi infancia tuve claras mis dos grandes pasiones: la fisioterapia y el fútbol, a día de hoy una de ellas se ha convertido en mi profesión y la otra es mi mayor afición y actividad que me llena de satisfacción.

Como fisioterapeuta, me diplomé en Fisioterapia por la UAX en 2006 y desde entonces he tenido un bagaje profesional bastante amplio. Comencé realizando prácticas en varios centros de Madrid en los que adquirí una mayor experiencia en Traumatología, Cirugía Ortopédica, Rehabilitación, Lesiones Medulares, e Hipoterapia. Continué mi carrera laboral realizando sustituciones en residencias de ancianos y centros de rehabilitación integral en Zaragoza. Desde el año 2007 al 2012 tuve la suerte de ejercer mi trabajo como fisioterapeuta en la “Fundación DFA”, atendiendo a una gran variedad de pacientes derivados del SALUD para la especialidad de Rehabilitación. Finalmente, en 2013 cumplí una de mis mayores metas: abrir el Centro de Fisioterapia Cratos en Zaragoza con mi socio y amigo Alberto Gámez (http://www.fisioterapiacratos.es/).
Durante los últimos años, he seguido formándome en mi profesión realizando el Máster Oficial en Terapia Manual Ortopédica (OMT) por la Universidad de Zaragoza, el Máster de Estudios Propios que curso actualmente en Osteopatía en la Universidad de Alcalá de Henares y numerosos cursos en diversas técnicas de fisioterapia. Pero, aparte de formarme en mi profesión, nunca he dejado de lado el fútbol, deporte que practico desde hace veinte años y que me ha permitido jugar en clubs relevantes de Zaragoza, como el “Colegio San Agustín”, “U. D. Amistad” y “C. D. Oliver”. No puedo olvidar los 2 años que fui preseleccionado para jugar en la “Selección Aragonesa de Fútbol” y los equipos a los que he pertenecido desde mi etapa universitaria, jugando con amigos en mi tiempo libre. Sin embargo, no sólo he jugado a fútbol, he sido entrenador de la categoría benjamín de Fútbol-7 y de la categoría alevín de Fútbol-11 en el C. D. Oliver desde hace 4 años. Y gracias a ello pude trabajar como fisioterapeuta en el Campus Fairplay en julio de 2013, experiencia a la que vuelvo a unirme, con las mismas ganas e ilusión por vivir mis dos grandes pasiones juntas: el deporte y la fisioterapia.

"Para mí, el fútbol no es sólo un deporte, es una forma de vida, de transmitir valores y enseñar hábitos positivos a las generaciones del futuro. Espero contagiar todos estos ideales a todos los participantes en esta nueva edición del Campus Fairplay."

Volver